Copropiedad al día: Ruidos molestos, olores, estacionamientos y mascotas encabezan reclamos en edificios – El Mercurio.com – El periódico líder de noticias en Chile

Según el Colegio de Gestión y Administración Inmobiliaria de Chile:
La poca participación de la comunidad en la toma de decisiones y los problemas en la normativa de copropiedad explicarían los conflictos que se generan. 
Bernardita Álvarez 

Diana Valenzuela contó uno por uno los 22 perros, más un grupo de gatos sin dueño, que han llegado últimamente a su edificio en Av. Vitacura 6256.

Y es que afirma que estos animales "son un problema nuevo" para ella, en los más de 25 años que lleva viviendo ahí. Desde su ventana, ubicada en un tercer piso, Valenzuela mira a estas mascotas correr por el jardín y hacer allí también sus necesidades.

"Podrían ocupar la parte de atrás del edificio y no donde juegan los niños. Pero como el administrador se lavó las manos después que yo reclamara, lo que más me interesa es que no se sigan recibiendo perros", alega.

Los conflictos de convivencia entre vecinos que habitan en un mismo edificio es un problema que crece a la par del aumento de estos inmuebles en el país.

Según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), las infracciones a los reglamentos de copropiedad -que son los que regulan la convivencia en los edificios y condominios- aumentaron en 44%. Esto al comparar las causas ingresadas a los juzgados de Policía Local -organismo al que le corresponde resolver las contiendas entre los copropietarios o administración- de los años 2000 y 2008, pasando de 951 reclamos a 2.147.

Aunque no hay estadísticas de los reclamos más comunes, el presidente del Colegio de Gestión y Administración Inmobiliaria, Juan Carlos Latorre, afirma que los principales problemas son los ruidos molestos, los malos olores, aprovechamiento de los estacionamientos de visita, uso de los estacionamientos privados para acopio, mascotas, y mal uso de los espacios comunes, como ascensores y salones.

Panorama en que coincide la vicepresidenta del Instituto de Jueces de Policía Local, Giovanna Santoro.

"Nuestra relación con estos casos es vivencial; no hay un registro de los distintos tipos de conflictos, pero sabemos que se producen en grandes urbes, y en comunas como Providencia el problema son las mascotas, mientras que en comunas como Independencia, donde yo trabajo, son por morosidad, aunque eso compete a la justicia civil", afirma la magistrada (ver nota relacionada).

Los festejos de sus vecinos hasta altas horas de la madrugada no dejan dormir a Claudia Hevesi, quien vive en un edificio de calle Cerro Colorado, en Las Condes, hace 15 años.

"Odio el ruido, se forma como un eco que no nos deja dormir ni a mí ni a mis hijos, pero me aguanto porque todos fuimos jóvenes alguna vez", opina la mujer.

La falta de participación vecinal agudizaría el que se tomen decisiones que no representan a toda la comunidad. "Hay que contar con una buena participación de los copropietarios, de modo de evitar que la asamblea sea proclive a tomar acuerdos no representativos", señala Juan Carlos Latorre.

Andrés Giannini, quien maneja una empresa de administración de edificios, también critica que los reglamentos puedan ser modificados por cada comunidad. "No ha ayudado a una mejor gestión. Algunos están mal redactados, son contradictorios o con normas inaplicables", opina.

Otro factor es el mal uso de los espacios compartidos, que termina por restringirlos al máximo, añade Latorre.

Ese es el caso de un edificio en calle La Gioconda, en Las Condes. Camilo Morales, vecino de uno de los departamentos, cuenta que la piscina no puede ser ocupada en cualquier horario ni tampoco se puede ingresar con comida.

La morosidad, otro problema

Desde noviembre del año pasado que la persona a quien Juan Luis García arrendó su departamento en calle Chile España, comuna de Ñuñoa, no paga los gastos comunes. La deuda hoy alcanza los 450 mil pesos y se le traspasa a él como propietario. García confiesa que no ha logrado que la arrendataria cancele, puesto que es hija del presidente del comité de vecinos, Juan Carlos Fissore. "Conversé con el administrador y el presidente de la junta, pero no pasa nada". Fissore reconoció no cumplir con lo que dicta el reglamento para los morosos en tres o más cuotas: el corte de la luz.

El Mercurio.com – El periódico líder de noticias en Chile

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.