Copropiedad al día: Problemas por arreglos del ascensor

Vivo en un antiguo edificio de Providencia. El caso es que hace tiempo que el ascensor está descompuesto. Se acordó establecer un fondo especial que se cobrará a cada propietario en cuotas. Lo cierto es que más de la mitad de las personas no ha pagado, y yo, que estoy al día, encuentro injusto seguir pagando esta cuota mientras el resto no regularice sus pagos. ¿La ley me ampara?
Ricardo Alarcón

José Manuel Figueroa, abogado especialista en área inmobiliaria, sostiene que ante una obra que requiera reparación dentro de un edificio, los órganos administrativos como la asamblea, comité de administración y administrador, son los responsables de mantener y reparar los bienes comunes para que éstos presten la función para la cual fueron construidos.

Cabe recordar que cuando hay una obra que necesita reparación hay dos alternativas: que sea solventada con el fondo de reserva o a través del cobro de una cuota de reparación a los copropietarios. Para que ésta sea obligatoria, y dado que no es un gasto normal sino uno excepcional, el pago debiera ser aprobado previamente por una asamblea o comité de administración. Así, el acuerdo o acta en que conste dicha obligación es obligatoria para todos, incluso para quienes no hayan ido a la asamblea.

Por tanto si no se cancela, el administrador podrá cobrar intereses, cortar el suministro eléctrico (por este motivo o por no pagar por más de tres meses la cuota correspondiente a los gastos comunes) o demandar judicialmente.

El especialista dice que pese a que el afectado no sostiene cuándo fue aprobada dicha reparación -ya sea por el comité de administración o la asamblea-, si las cosas están bien hechas, él queda amparado en el sentido de que si paga su cuota también debieran hacerlo los otros. En caso de que haya otros copropietarios que no lo cancelen, él no tiene una eximente por no hacerlo. Además, los acuerdos dictados por la asamblea o el comité son legales y obligatorios para el resto de los copropietarios y es la única forma en que se puede exigir.

Si se diera el caso extremo en que dichos organismos no funcionen, cualquier copropietario puede recurrir al respectivo Juzgado de Policía Local, denunciando dicho hecho con el fin de que el juez cite a una asamblea a objeto de que se adopte un acuerdo al respecto.

Sus preguntas a economiaynegocios@mercurio.cl

El Mercurio.com – El periódico líder de noticias en Chile

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.