En qué fijarse al comprar una parcela de agrado – El Mercurio.com – El periódico líder de noticias en Chile

Primera y segunda vivienda Opinión de expertos ]

En nuestro país existe una amplia oferta de parcelas de agrado. Para no equivocarse en la elección, es fundamental saber, por ejemplo, si ella tiene derechos de aguas o si cuenta con reglamento interno. 
Angélica Bañados 

Varios son los aspectos que hay que tomar en consideración al momento de decidir comprar una parcela de agrado. Y es que esta tendencia de vivir fuera de las ciudades -que partió como una alternativa para adquirir una segunda vivienda y que a mediados de los años noventa pasó a ofrecerse como primera vivienda- tiene sus peculiaridades.

Rodrigo Aravena, director comercial de AGS Visión Inmobiliaria, señala que lo primero es definir el objetivo de la compra de la parcela; es decir, si es para primera vivienda, vivienda de fin de semana, segunda vivienda de veraneo o simplemente como inversión en tierra a largo plazo. "Cualquiera de estas cuatro alternativas configuran diferentes categorías de análisis y prioridades".

Por ejemplo, dice, hay que medir con exactitud el tiempo y el costo que tomará trasladarse, y si es fácil el acceso. "Preguntar cuáles son los derechos de agua constituidos y cuánto cuestan los gastos en agua potable y de riego, ítem de alto costo en una parcela. En los loteos de parcelas generalmente existen comités entre vecinos para reparaciones de caminos, regadíos, seguridad u otros que siempre conviene saber y chequear antes de invertir".

Aspectos legales

Para Roger Debarbieri, presidente del Instituto Inmobiliario de Chile, antes de decidir la compra hay que exigir toda la información documentada del loteo. Además, conocer las proyecciones de entrega de los equipamientos ofertados, hacer el respectivo estudio de títulos por abogado, saber el avance de las instalaciones de agua y electricidad, estar al tanto del reglamento de copropiedad, revisar los accesos expeditos hacia el lote seleccionado, y conocer los sistemas de seguridad implementados y por agregarse.

Y agrega: "Al igual que en otros productos, existen muy buenas opciones de compra como también muy malas. Es importante conocer también el Plan Maestro del Proyecto de Parcelación, sea finalizado o por etapas, con planos de loteo autorizados por el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) e inscritos en los Conservadores de Bienes Raíces; la estabilidad y solvencia de los loteadores y permanencia en el mercado; el vecindario inmediato y aquellos existentes en las vías de acceso al loteo, y la consolidación y el tipo de edificación de los lotes vecinos".

Copropiedad

La pérdida de la calidad de vida que se observa en las ciudades, en general, ha llevado a varias familias a buscar refugio en las parcelas de agrado. Según datos proporcionados por el Instituto Inmobiliario de Chile, la velocidad de ventas de este tipo de inmueble en la década del 90 se mantuvo cercana a las 8.000 parcelas de agrado por año; mientras que entre el 2007 al 2009 fue de 12.000 unidades.

En la actualidad existe una amplia oferta de parcelas de agrado, tanto cercanas al litoral central como en torno a todas las ciudades regionales. Por ejemplo, en la Región Metropolitana se ofrecen parcelas en Buin, Calera de Tango, Colina, Curacaví, Isla de Maipo, Lampa, María Pinto, Melipilla, Padre Hurtado, Paine, Pirque, San José de Maipo y Talagante, entre otras ciudades cercanas a Santiago.

Aravena sostiene que elegir el lugar también depende del objetivo de compra. "Si es para inversión a largo plazo, recomiendo escoger parcelas cercanas a infraestructuras de transporte y a zonas urbanas, para capturar plusvalías a largo plazo; pero si es para descanso, existe mercado en todo Chile".

Pero un aspecto que deben considerar las personas que quieren comprar este tipo de inmueble es que no está acogido a la Ley de Copropiedad (19.537). "Los caminos son generalmente lotes del dueño original o servidumbres, lo que obliga a tener especial cuidado en garantizar el libre acceso a la parcela de forma permanente".

Y añade: "Por otro lado, los gastos comunes para realizar mejoras en el condominio no tienen la obligatoriedad del gasto común, establecido en una copropiedad, por lo que la morosidad o incumplimiento no recibe sanciones adecuadas".

Debarbieri explica, sin embargo, que en la mayoría de los loteos se han formulado diferentes reglamentos internos que en parte ordenan tanto el sistema de edificación y el plazo máximo en que deben ser edificados los lotes, los materiales predominantes de la edificación, incluso el estilo arquitectónico y el uso de los espacios comunes.

Los compradores

En general, aseguran los expertos, los matrimonios jóvenes optan por las parcelas de agrado como primera y segunda vivienda, mientras que las personas mayores con hijos adultos las prefieren como segunda vivienda.

"En ambos casos poseen una situación económica estable que les permite el gasto adicional en el caso de la segunda vivienda o el costo de traslado diario en el caso de la doble opción", indica el presidente del Instituto Inmobiliario de Chile.

El director comercial de AGS Visión Inmobiliaria agrega que otros compradores son los pequeños inversionistas de bienes raíces, que apuestan a la plusvalía del suelo, "tema que, en la amplia mayoría de los caso, no es tal".

De "segunda mano"

Si bien la mayoría de la gente compra una parcela de agrado con el sueño de la segunda vivienda o vivienda de fin de semana, a veces los planes de construcción se postergan, lo que dificulta la consolidación de "barrios" y se ven sitios desperdigados, sin consolidación. "También se dan casos de familias que un tiempo deciden vivir en parcelas, pero la dependencia de la ciudad los fuerza a volver a ella, generando un mercado de parcelas de "segunda mano", que compite con la venta de sitios y hace bajar los precios", precisa Rodrigo Aravena.

El Mercurio.com – El periódico líder de noticias en Chile

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.