Emergencias en edificios aumentan un 10% por mal uso de estufas y combustibles – Emol

 

Emergencias en edificios aumentan un 10% por mal uso de estufas y combustibles

Según estadísticas del Cuerpo de Bomberos de la Región Metropolitana, un 13,6% de los incidentes se originan por calefactores portátiles.

Martes 17 de Agosto de 2010 14:24

Los incendios en departamentos se podrían evitar si se revisaran adecuadamente los artefactos para suministran calor.

Foto: Raúl Maldonado, El Mercurio

SANTIAGO.- Las llamados de emergencia por amagos o principios de incendio han aumentado en un 10% este año en relación con períodos anteriores, lo que ha despertado la preocupación del Bomberos y del sector inmobiliario.
Las bajas temperaturas y el masivo uso de estufas portátiles, a las que no siempre se les manipula como corresponde, explican este incremento de los riesgos.
Las estadísticas que maneja el Cuerpo de Bomberos de la Región Metropolitana son preocupantes: un 13,6% de las emergencias se originan por calefactores portátiles; de ese total, el 7% corresponde al manejo descuidado del combustible, como parafina o balones de gas licuado, mientras que el 6,6% restante obedece a problemas en las máquinas.
Cristóbal Goñi, presidente del Consejo de Comandantes de Bomberos, señaló que las cifras que maneja son de cuidado, ya que actualmente 3 millones de personas viven bajo co-propiedad o en condominios y se espera que esta cifra aumente a 5 millones para el año 2020.

El uso de combustibles y otras alternativas de calefacción es algo generalizado en los sistemas de copropiedad. "El 95% de los inmuebles están almacenando o están ingresando sustancias como parafina y gas licuado, pese a tener centrales térmicas", afirmó Goñi.
Según dijo, los errores más frecuentes que cometen los usuarios y que suelen traducirse en llamados de emergencia por intoxicación o accidentes son: utilizar equipos no certificados, antiguos y sin mantenimiento; cargar las estufas con combustibles estando encendidas y muy calientes; dejarlas en lugares de tránsito con riesgo de volcamiento; secar ropa utilizando estufas; e irradiación de calor excesivo en espacios reducidos.
Goñi hizo un llamado a privilegiar la calefacción centralizada debido a que es el sistema más seguro e hizo un llamado a un uso responsable de cilindros y acopio de parafinas para aquellos que no cuentan con otro sistema alternativo.
"La parafina y el gas en cilindros son de manejo complejo. Su almacenamiento, abastecimiento y uso constituyen un factor de alto resigo para la seguridad de las personas porque tienden a manipular este tipo de combustibles de acuerdo a su espacio y ocurren que almacenan parafina en botellas plásticas o manipulan los cilindros de gas con reguladores inadecuados", explicó.
Al respecto, el presidente de Colegio de Gestión y Administración Inmobiliaria (CGAI), Juan Carlos Latorre, hizo un llamado a las autoridades a retomar el proyecto de ley que está en el Congreso desde el año pasado para limitar el uso de estas sustancias que pueden provocar problemas de seguridad en las comunidades.
"Este tema nos preocupa porque naturalmente las personas empiezan a ingresar sistemas particulares de calefacción y el riesgo se multiplica", advirtió Latorre.
Además, precisó que el costo de calefacción muchas veces es asociado a los gastos comunes sin considerar que éste es el sistema más efectivo en términos de inversión- eficiencia. "Esto es una contradicción gigantesca porque no existe un sistema probado más económico y más efectivo que una central térmica. Lo que pasa es una fuente de conflicto entre las comunidades de personas que no entienden bien cómo se utiliza", sostuvo.

Consejos para evitar accidentes al interior del hogar:

-Siempre use estufas certificadas y vendidas en lugares autorizados.
-Verifique todas las temporadas invernales su funcionamiento.
-Compre repuestos certificados en proveedores autorizados por el fabricante y las autoridades.
-No trasvasije parafina y cargue los estanques con las estufas encendidas y aún calientes.
-No intervenga reguladores y mangueras de gas.
-No utilice estufas eléctricas de mucho consumo y verifique la capacidad de consumo eléctrico de su propiedad.
-Mantenga una adecuada ventilación de su hogar, haga entrar aire limpio.
-No acerque estufas a muebles, no seque ropa y no las deje en lugares de tránsito.

Emergencias en edificios aumentan un 10% por mal uso de estufas y combustibles

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.