El caso de Silvia Escárate: Vecina no se resigna a plaga de palomas en su edificio

No quiere rendirse, como le sugieren los otros copropietarios, pero ignora qué hacer porque "es una especie protegida". 
Silvia Escárate Retamal está desesperada con las palomas que se han ido apoderando de las ventanas, cornisas y jardineras de su edificio, en Colón con Hernando de Magallanes. "Han estado anidando todo el año allí y me niego a aceptar su presencia", señaló en su carta a Línea Directa.
"El problema es que dejan su huella permanente a través de los excrementos que chorrean por los muros y las plumas adheridas a él. Todo ello con el consiguiente mal olor y desagrado estético", asegura.
Según sus vecinos, se trata de una plaga que resiste toda forma de exterminio, ante lo cual sólo le cabe resignarse. "Me rebelo a esa posibilidad y pido ayuda. ¿Existe algún método que me permita alejar de mi vivienda esta amenaza sanitaria que representan dichas aves?", consulta.
La Municipalidad de Las Condes nos respondió que "efectivamente existen soluciones frente a las plagas de palomas que abundan en las diferentes comunas". Explica que de acuerdo con las normativas vigentes (Ley Nº 19.473 del 27 septiembre 1996 y el Decreto Nº 5 del 7 diciembre 1998, que reglamenta dicha disposición, en su Art. Nº 6), se define a las especies de fauna silvestre perjudiciales o dañinas" y que "podrán ser cazadas o capturadas".
Entre éstas se incluye a la paloma asilvestrada (Columba livia ), estipulándose que podrá ser cazada dentro de los límites urbanos de los centros poblados, cuando afectan a viviendas o edificios habitacionales, "previa autorización del Servicio Agrícola y Ganadero".
Frente a la problemática del edificio donde reside la lectora, nos señalan que la administración del condominio debiera contactarse con alguna de las empresas de control de plagas sanitarias y domésticas que cuentan con autorización del SAG para efectuar la captura y eliminación de palomas.
También existen otras alternativas o métodos para alejar a estas aves, tales como repelentes. Se trata "de productos muy eficaces al ser aplicados, siguiendo las indicaciones técnicas del laboratorio fabricante".
RepelenteEl "4 the birds" es un repelente, cuyo gel transparente se aplica donde se posan las palomas. "No es tóxico y su manipulación es segura", según las instrucciones del producto. Lo encuentra en Distribuidora Oslo, teléfono 522 9978.

El Mercurio.com

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.