¿Fin del Horario Fijo?

Según un estudio realizado en los Estados Unidos (National Study of Employers), más del 68% de las organizaciones hoy ofrecen a sus empleados al menos una opción para trabajar con un calendario laboral alternativo.

La analista Lori Long considera que el mundo corporativo -innovador en muchos frentes pero especialmente reticente a realizar cambios en este sentido- comienza a ser testigo de que estos acuerdos realmente aumentan la productividad y disminuyen la rotación de personal.

Por ejemplo, un programa de teletrabajo de Cisco tuvo por resultado un incremento de productividad de US$ 195m (Boston College’s Sloan Work and Family Research Network), o el caso de Deloitte, que ahorró de US$ 41.5m en costos de rotación luego de implementar opciones de trabajo flexible (Corporate Voices for Working Families).

Lori Long también asegura que si una empresa no ofrece este tipo de oportunidades a sus empleados lo mejor es que ellos mismos tomen la iniciativa: el mejor acercamiento para este tipo de propuesta es tener en mente los intereses de la compañía.

Explicitar los beneficios concretos para el empleador, ofrecer un plan de contingencia por posibles fluctuaciones de actividad, especificar los recursos tecnológicos necesarios para este nuevo ambiente laboral, proponer un período de prueba para dicho programa y sugerir cómo será posible evaluar los resultados del mismo.

"Supervisar a este tipo de trabajadores es un desafío para la mayoría de los gerentes", afirma Long. "Se les paga para administrar personas y se sienten incómodos si no pueden ver a los empleados trabajando. Por lo tanto, es importante enfatizar cómo se medirá el desempeño en este nuevo esquema".

En un futuro cercano estos acuerdos, según Long, serán un lugar común en la mayoría de las empresas que enfrentan la problemática de atraer y retener profesionales altamente capacitados; un desafío que sin dudas la industria del call center comienza a enfrentar diariamente.

Joaquín Frías

Esta entrada fue publicada en Notas. Guarda el enlace permanente.