¿Por qué debo tener un Cuadro de Mando Integral?

Las principales razones para tener un Cuadro de Mando Integral son:

  1. Medir la ejecución de la estrategia marcada
  2. Comunicar las prioridades
  3. Tener la foto de la empresa
  4. Equilibrar diferentes áreas o fuerzas desalineadas
  5. Motivar cuando hay cambios

Medir la ejecución de la estrategia marcada permite monitorizar si seguimos el rumbo que nos interesa. Una empresa puede desviarse poco a poco pero inexorablemente y no se da cuenta hasta que las desviaciones son terribles y afectan a los resultados económicos: ingresos o gastos.

Comunicar las prioridades. ¿Conocen todos los empleados la estrategia de la empresa? ¿Conocen en términos operativos cómo llevarla a cabo? Una comunicación exacta y periódica de lo esperado es esencial para hacer que las cosas ocurran según la estrategia.

Tener la foto de la empresa. ¿Desea ver los síntomas vitales de la empresa y cómo va su estrategia de un sólo vistazo? El cuadro de mando representa la esencia de lo importante en su empresa, para cada nivel de responsabilidad, desde la Dirección, hasta el comercial, el jefe de departamento, el técnico de logística o el responsable de formación entre muchos otros …

Equilibrar diferentes áreas o fuerzas desalineadas. El Cuadro de Mando Integral permite alinear fuerzas contradictorias para que dada una estrategia sumen hacia la misma dirección. Además también da importancia a información no financiera, como satisfacción del cliente, calidad y tiempos en procesos, programas de formación, proyectos …

Motivar cuando hay cambios. Al seleccionar indicadores cercanos a los procesos de la empresa y asociarles objetivos estamos acercando la estrategia a lo operativo. Los responsables de esos indicadores operativos ya no son altos directivos, sino personas que ejecutan los procesos y que tienen en sus manos la clave, la eficacia de los mismos. Si conocen exactamente qué se espera de su rendimiento, qué objetivos persiguen y cómo se relacionan con otros objetivos superiores, verán incrementada su contribución al rendimiento de la empresa y así su motivación.

Esta entrada fue publicada en Documentos. Guarda el enlace permanente.